MENDES: Aproximación integral a la minimización y manejo de la captura no deseada (antes descartes) de la flota española que opera al arrastre en aguas del Golfo de Bizkaia y del Noroeste ibérico

AZTI FEMP
Temática: 
Eje 1.1 Innovación pesca
Icono IntemaresProyecto complementario de INTEMARES
Objetivos: 

 

Objetivo general:

Adaptar la flota de arrastre a la regulación europea sobre Obligación de Desembarque mediante la reducción de la captura, evaluando su impacto tanto operativo como socioeconómico.

 

Objetivos específicos:

  1. Evaluar el grado de afectación a la flota pesquera de las especies limitantes a efectos de la regulación de Obligación de Desembarque (OD) en el escenario de “aplicación total de la Obligación de Desembarco en 2019”.
  2. Desarrollar y probar prácticas/dispositivos de pesca selectiva para minimizar la captura no deseada de las especies limitantes principales.
  3. Evaluar las implicaciones operativas de manejo a bordo del remanente de captura no deseada (biomasa, procesado, seguridad y salud del trabajo).
  4. Evaluar las implicaciones socioeconómicas para el recurso pesquero y la flota.
  5. Divulgar y transferir resultados a los agentes implicados en la pesquería.
Descripción: 

En el marco de la nueva Política Pesquera Común (PPC) y, partiendo del hecho de que desde enero de 2019 la totalidad de la captura de especies pesqueras sujetas a TAC debe ser llevada a tierra, descargada y contabilizada contra cuota, el proyecto persigue favorecer la adaptación de la actividad pesquera de las flotas de arrastre del Golfo de Vizcaya y del Noroeste ibérico a la regulación europea sobre Obligación de Desembarque.

 

Para ello, se ha elaborado un primer diagnóstico de la problemática específica de la flota asociada al cumplimiento de la regulación OD. En base a ello y a las características específicas de las artes de arrastre, se han diseñado y construido dispositivos selectivos para ser probados y evaluar su efectividad. Asimismo, también se ha llevado a cabo una evaluación socioeconómica de los efectos de las medidas operativas para cumplir con la obligación de desembarco y ofrecer, al mismo tiempo, alternativas que minimicen el impacto económico y garantice una actividad continuada.

Resultados del proyecto
Resultados: 

El proyecto MENDES ha realizado un tratamiento de las bases de datos de observadores en pesquerías, con un análisis de los niveles de descartes. Se ha utilizado la información obtenida por observadores a bordo de arrastreros del litoral de la flota de Marín, así como datos procedentes de embarques de observadores en mareas de pesca comercial en la flota de Ondárroa de arrastre de litoral a la pareja. En total, se han muestreado 38 mareas (35 días de pesca y 101 lances de pesca), de duración variable en el período 2014-2017, con artes de arrastre “baca” (34) y de arrastre con red “jurelera” (4).

 

Se utilizaron redes de gran abertura vertical (GAV), lo que generó un número de descartes menor que el arrastre de baca y superiores al arrastre con red jurela. Las principales especies descartadas han sido la bacaladilla, el jurel y la merluza. Los descartes a lo largo del año varían dependiendo de la especie, pero entre julio y septiembre se registran en mayor número para la baca (jurel, bacaladilla, gallos, merluza, ochavo). Durante el proyecto, se observó que la mayor cantidad de descarte se da en el arrastre con baca de fondo frente al de red jurelera. En su mayoría, el motivo de descarte es la captura por debajo de la talla mínima; en el caso del jurel, el precio en la venta y la falta de cuota; y la falta de cuota también en el caso de la caballa.  

 

Por otro lado, se han muestreado un total de 34 mareas (35 días de pesca y 101 lances de pesca) de duración variable en el período 2003-2017, con redes de gran abertura vertical (GAV), y se ha obtenido que el número de descartes es menor que el arrastre de baca y superior al arrastre con red jurela. Las principales especies descartadas han sido la bacaladilla, el jurel y la merluza. Los descartes a lo largo del año varían dependiendo de la especie.

 

A partir de talleres técnicos con patrones de la flota de pesca para preparación de las pruebas de selectividad se acordó utilizar un copo de 100 mm, con sobrecopo de 55 mm en arrastre GAV y de 70 mm en baca de fondo y jurelera. Los resultados de la pesca experimental han sido una disminución de las capturas tanto comercial como no comercial (descartes), lo cual condiciona la viabilidad financiera. El uso de malla mínima de 100 mm en el copo de la red de arrastre surgió a petición de la Secretaría General de Pesca del MAPA, como medida contemplada en el borrador del Reglamento Comunitario sobre nuevas medidas técnicas para la protección y gestión sostenible de los recursos pesqueros. 

 

Estas fueron las conclusiones tras efectuar las pruebas de pesca experimental:

  • Modalidad de arrastre en solo con baca jurelera (flota de Marín): la malla de 100 mm genera un fuerte impacto en el rendimiento de pesca comercial en la pesquería de jurel, sin que ello implique un efecto sobre el nivel de la captura no deseada de la especie por debajo de la Talla Mínima de Referencia para Conservación (TMRC); ya que no se ha registrado dicha captura no comercializable con la malla de 70 mm, ni tampoco con la malla de 100 mm.

 

  • Modalidad de arrastre en solo con baca de fondo (flota de Marín): el uso de la malla de 100 mm implica una gran reducción del rendimiento de pesca, principalmente con el gallo (reducción del 83 % de la tasa de captura en peso), la merluza (39 %) y el jurel (72 %). La reducción de la captura no comercializable por ser de talla inferior a la mínima permitida fue muy importante en el caso del gallo (90 % de la tasa de captura en peso) y más limitada en la merluza (20 %), no habiéndose registrado en el caso del jurel, quizá por la no disponibilidad de ejemplares pequeños de la especie durante las pruebas realizadas.

 

  • Modalidad de arrastre en parejas GAV (flota de Ondárroa): la malla de 100 mm tiene un importante impacto en el rendimiento de pesca comercial en la pesquería de bacaladilla, con una gran reducción de la captura no comercializable de la especie. En el caso de la merluza, existe una pequeña disminución del rendimiento de pesca comercializable que lleva consigo una disminución sensible de la captura no comercializable.

 

Finalmente, es necesario incidir en que  las posibilidades de mejorar la selectividad, y a su vez mejorar el rendimiento financiero de la flota, respecto a la situación de no obligación de desembarco, son prácticamente nulas. Por ello, los resultados del proyecto MENDES apuntan a la necesidad de seguir investigando en el desarrollo y evaluación de medidas de minimización de la captura no deseada que no impacten de modo crítico en los niveles de las capturas comerciales de las flotas de pesca.

Convocatoria de subvenciones: 
2017
Estado: 
Cerrado
Año de inicio: 
2017
Año de finalización: 
2018
Ámbito de actuación: 
Galicia
País Vasco
Beneficiario: 

Centro tecnológico experto en innovación marina y alimentaria. Fundación AZTI

Socios: 

Organización de Productores de Pesca de Altura de Ondarroa - OPPAO

Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín - OPROMAR

 

 

Entidades colaboradoras: 

Organización de Productores de Pesca de Altura de Cantabria - OPECA